Terapias Target

Las terapias targets son tratamientos con drogas de última generación que actúan frente a alguna característica específica de la célula tumoral. Por ejemplo alguna proteína que le permite a la célula del cáncer crecer y multiplicarse. De tal manera que una determinada droga no sirve para todos los tipos de cánceres de mama, sino sólo es útil para un subtipo de cáncer. Es decir sólo algunas pacientes se pueden beneficiar de un tratamiento, mientras que otras pueden necesitar un tipo de droga distinta. Para determinar si su cáncer se beneficia o no de este tratamiento se le hacen tests de inmunohistoquímica para identificar a qué subtipo pertenece su cáncer. Además estos tratamientos son altamente específicos para las células cancerosas y raramente dañan las células normales.

Hay varios estudios actualmente en esta área y constituye uno de los campos con más investigación y promisorios resultados en el cáncer de mama. Algunas de los tratamientos que se usan actualmente son:

Trastuzumab (Herceptina)

La Herceptina o trastuzumab (nombre genérico) es una droga que actúa específicamente sobre los cánceres cuyas células tienen una proteína denominada HER2. Los tipos de cánceres que tienen esta proteína tienden a ser mas agresivos y a crecer más rápidamente. La Herceptina se adhiere a estas proteínas que están en las células del tumor e impide que el cáncer siga creciendo y también alerta al sistema inmune para que destruya estas células marcadas. También se le suele llamar terapia inmune, porque este medicamento está hecho de un anticuerpo como los del sistema inmune.

  • Tradicionalmente ha sido usada para tratar el cáncer que se ha diseminado, ayudando a detener la progresión de la enfermedad e incluso haciendo que regrese
  • Posteriormente se ha demostrado su efectividad también en disminuir la recurrencia en mujeres con canceres en etapas tempranas.

Solo está indicada en cánceres que sean HER2 positivo. Para saber si un cáncer tiene esta proteína existen dos test que pueden ser hechos al tumor:

  • Para detectar la proteína, denominado test inmunohistoquímico (o herceptest)
  • Para detectar el ADN que produce la proteína, denominado test de FISH

Este medicamento es dado por vía endovenosa, generalmente cada 3 semanas. Se puede dar junto con la quimioterapia y el tratamiento debería darse por al menos un año, en caso de cánceres no diseminados (estudios que evalúan ésta droga dada por dos años publicarán sus resultados prontamente); o durar todo el tiempo que la Herceptina esté haciendo efecto, en el caso de enfermedad diseminada.

Los efectos colaterales ocurren en algunas pacientes y mas comúnmente durante el inicio del tratamiento e incluyen fiebre, calofríos, dolor, debilidad, náusea, vómito, diarrea, dolores de cabeza y rush cutáneo. Estos efectos generalmente pasan o son menos severos después del primer tratamiento. La herceptina menos frecuentemente también puede causar daño cardiaco, por lo que previamente a iniciar el tratamiento, debería hacerse algunos exámenes para evaluar su función cardiaca. Se ha visto que este daño cardiaco es reversible una vez detenido el tratamiento.

Lapatinib (Tykerb)

También se da en cánceres con receptor HER2 positivo. Ha sido aprobado para ser usado junto a quimioterapia con Capecitabina (Xeloda), o con hormonoterapia con Letrozole. Se utiliza para tratar cánceres de mama avanzados después de que han dejado de responden a tratamientos con quimioterapia o Herceptina. Se administra en forma oral como píldora junto al tratamiento con quimioterapia oral u hormonoterapia. Dentro de los efectos colaterales se incluyen vómitos, fatiga y diarrea.

Bevacizumab (Avastin)

Se utiliza en los cánceres de mama con metástasis y que tienen Her2 negativo. Su uso fue dejado de recomendar por la FDA el año 2011 por ser poco efectivo y poco seguro en el cáncer de mama. Sin embargo la droga sigue en el mercado y se puede utilizar todavía para algunos casos específicos de cáncer de mama metastásicos. También es usado para tratar cánceres avanzados de pulmón, colon y recto.

Otros

Otros medicamentos de reciente aparición son Pertuzumab y Everolimus, y existen estudios en curso que están evaluando su uso en ciertos subgrupos de cánceres.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *